No pueden ni ir al baño sin chequearlo.

Si ver un inbox lleno de miles de correos te llena de miedo, acostúmbrate, porque al igual que los millenials llegaron para quedarse y serán una constante en tu puesto de trabajo, de acuerdo a una encuesta realizada hace algunos días.

A pesar de la popularidad de la mensajería instantánea, sms y social media, la encuesta arrojó que los mails siguen siendo lo más top de las herramientas de comunicación y su importancia se incrementará en los próximos cinco años.

En esta encuesta online, compuesta por 400 profesionales de clase media, trabajadores, cerca de la mitad de la muestra dijo que ellos piensan que el uso de los correos para trabajo se incrementará en los próximos años. Cerca del 19% dijo que crecerán sustancialmente.

Más del 90% de los trabajadores admitió que ellos chequean correos personales en el trabajo y el 87% mira los correos de negocios fuera de su horario de trabajo.

“Los emails son y serán seguirán siendo la piedra angular de la cultura de trabajo”, dijo Kristin Naragon, de la compañía de Software Adobe Systems Inc, quienes encargaron la encuesta.

“Ciertamente, infinidades de compañías están tratando de romper ese espacio con herramientas de productividad, pero el correo no se va a ninguna parte”, añadió ella en la entrevista.

Los trabajadores entrevistados estiman que ellos invierten 6.3 horas al día chequeando correos, con 3.2 horas dedicadas a los correos laborales y 3.1 horas a los correos personales.

Naragon dijo que los norteamericanos están demasiado preocupados en monitorear  sus correos todo el día, en situaciones socialmente inaceptables y durante horas potencialmente peligrosas.

Cerca del 80% dijo que ellos miran sus correos antes de ir a la oficina y 30% dijo que ellos chequean su inbox mientras están en la cama en la mañana. La mitad de los encuestados también revisan sus correos durante las vacaciones.

Los números más altos se ubican entre los que tienen entre 18 y 45 años de edad, con 45% de emails abiertos mientras se levantan. Más de un cuarto de los millenials también admitió que chequean sus correos mientras manejan.

“Los millenials son tan adictos a los correos que la mitad no puede usar el baño sin chequearlos” dijo Naragon.

Pero ella añadió que las personas están conscientes de su adicción y que tratan de generar un mejor balance en sus vidas con respecto a este tema. 40% dijo que ellos han tratado de desintoxicarse del email, de los cuales un 87% duró un promedio de cinco días.

Cuando les preguntaron lo más irritante acerca de los correos, el 28% dijo que era hacer scroll-down demasiado rápido para poder leer el mensaje completo. Cerca del 40% de los trabajadores también dijo que ellos preferirían tener menos correos.

por Streamline Certified